Ainhoa Arteta elige Joyería Pradera para el día de su boda

Ainhoa Arteta y Matías Urrea, quienes se han convertido en marido y mujer el pasado 23 de junio, eligieron Joyería Pradera para el día de su boda.

En Joyería Pradera se confeccionaron diferentes joyas para todos los eventos que la pareja y sus familiares más cercanos disfrutaron a lo largo del fin de semana.

Para la fiesta de bienvenida en Bodegas Lustau, Ainhoa Arteta lució pendientes diseñados por Pradera. Para la novia se diseñó una pareja de pendientes Caracol de Diamantes -en su honor se llamaron “Tosca”- con 150 diamantes en tallas oval, pera, diamante y marisque. Todo un repertorio de luz y calidad para una noche de gala.

El día de la boda los novios eligieron las alianzas de boda de Joyería Pradera diseñadas exclusivamente en oro de la colección Soul Oro 18kt y con sus respectivos grabados.

Para la novia Joyería Pradera diseñó unos pendientes en oro rosa a juego del vestido diseñado por Isabel Zapardiez, que Bautizamos como “Diva´s Skeleton”, ya que son el esqueleto, la columna vertebral de una diva de oro y diamantes… frágil, etérea y voluptuosa como Ainhoa y su música.

Por su parte, Matías Urrea, lució en su uniforme de gala una botonadura de la armada que perteneció a su abuelo y la cual bañamos en oro en Joyería Pradera.

Además, el día de la boda familiares más cercanos a la pareja como Sara, hija de la soprano, también lucieron joyas de Joyería Pradera. La hija de Ainhoa llevó pendientes enredadera de estrellas de en oro rosa disñados en Joyería Pradera.

Joyeria Pradera fue testigo de una boda llena de magia, lírica y belleza. Los compañeros del novio cantarón la “Salve Marinera” y sonó el chistu mientras los novios pasaban por debajo del pasillo de sables y el Dantzari Iker Murillo bailo el aurrresku.

Joyería Pradera tuvo el honor de vivir en primera persona una boda de ensueño, con un ambiente mágico y envolvente que olía a verano con sus gardenias, jazmín, eucaliptos, y nardos.